BREVE HISTORIA DE LAS EMPANADAS

Desde hace siglos son populares en Europa, los Mapuches también le dieron un vocablo “Pirru”.
Las empanadas como tal, figuran en la gastronomía española desde el siglo XIII. Pero hay algo más, ya en aquel tiempo era de uso común en Europa. 
Aún se conserva en Baviera, en las alegres reuniones de los buenos alemanes, el vocablo “Parrada”.

La empanada apareció en Chile, cuando aún don Pedro de Valdivia no terminaba de poblarnos. Con el correr del tiempo se transformo en comestible criollo, horneada o frita en grasa rellena de “Pirru”, vocablo indígena que llamo así al picadillo de carne, huevo, pasas, cebollas, color, ají.
Pese a todo lo averiguado, los historiadores de la empanada no han logrado ubicar el sitio exacto de su nacimiento. Inútiles han sido los esfuerzos de hombres tan serios en estos trajines como el investigador, Eugenio Pereira Salas o el Folklorólogo Oreste Plath.


Las empanadas se pierden en los siglos y en las civilizaciones.
Hay un cuadro de la Santa Cena que data de 1962, y que se conserva en la sacristía de la Catedral de Santiago donde aparece la empanada.

Volviendo a la historia, alguien emparentó este bocado colosal con la comida de los moros. Es posible, no olvidemos que ese pueblo domino por siglos a España, manteniendo sus costumbres.

José Eyzaguirre, cocinero chileno declara:
¿Los Moros? Todo lo que Ud. diga pero hablando en rigor, la empanada es de origen Español. Pues era representada en el arte gótico del siglo XV.


¡ Póngale más picadillo dicen en la Madre Patria !

¡ Póngale más pino gritamos en Chile ¡


La industrialización de las panaderías nos han privado del encanto auténtico de las buenas empanadas de antaño. Hoy las hacen por miles en serie. Pero aquella que la formula casera,  cocidas en horno de barro y muy caldúas; resultan como p´ resucitar muertos, decía mi abuelo que era acampao. Ese aroma llega a gran distancia. Era un festín en medio de la tarde romántica y campesina de un tiempo lejano, perdido irremediablemente en los horizontes del tiempo.

¡ SALUD ¡